Masaje Prostástico

Masajes Protastico en Barcelona

Cuando nosotros nos decidimos a lanzar este tipo de servicio al mercado, nunca nos podríamos haber imaginado que hubiera tenido tanta relevancia como está teniendo en este momento. Además, según las cifras de visitas, se trata de una de las secciones más destacadas y es a la que más atención prestamos.
El objetivo de la sección es simple: la idea es poder estimular la próstata del hombre para hacerle alcanzar nuevos niveles de placer que seguramente nunca antes habrá podido vivir.
Si te estás preguntando cómo funciona este tipo de servicio, a continuación, se lo vamos a describir de forma detallada para que puedas tomar la decisión sobre si contratarlo o no.

¿Cómo es nuestro masaje prostático?

La profesional se va a encargar de lanzarse a la búsqueda del punto G.
1) El primer paso va a ser que el cliente se coloque boca arriba manteniendo las rodillas dobladas. Además, la planta de los pies la tendrá que apoyar en la cama a la vez que la masajista se encarga de manipular con suavidad el pene y la zona testicular. Básicamente se encargarán de empezar a elevar la tensión sexual masajeando de la forma más suave posible la zona del perineo. Precisamente gracias a esa sensualidad y a la complicidad que se va a desarrollar, la practicaba convertirse en algo muy especial.
2) Tienes que comprender que, a diferencia de otros masajes sexuales, lo que la profesional está intentando conseguir es incrementar la confianza que existe entre el propio cliente y ella misma. Es decir, que nada más llegar no se va a encargar de satisfacerte de forma sexual, sino que se encargará de conocer tu cuerpo como si fuera un mapa que tiene que recorrer para encontrar un preciado tesoro. Solamente consiguiendo ese sincronismo será capaz de saber que es lo que te gusta, que es lo que no te gusta, y aplicar esos conocimientos para hacer que alcances el orgasmo de una forma muy especial.
3) También nos gustaría recordarte que esta sensación es bastante complicada de poder ser expresada con palabras. Son muchos los hombres los que han venido a contratar este tipo de servicio pensando que no les iba a gustar; sin embargo, siempre han tenido esa duda en su mente de si con la estimulación de la próstata se podía llegar al orgasmo de una forma muy diferente. En el momento en el que salen del masaje es como si les hubiera cambiado la vida: se encontrarán con nuevas sensaciones completamente únicas y maravillosas.
Eso si, hay que considerar algunos factores que, en caso de no saberlos, la profesional se encargará de recordarlos: en ningún momento podemos acariciar el cuerpo de la masajista que se encarga de darnos un masaje. Ahora bien, si que nos proporcionarán una estimulación visual porque en todo momento llevarán puesto una pequeña pieza de lencería fina. Será como uno de esos videos sensuales en donde nos habrán trasladado a un nuevo mundo de placer y sofisticación en donde vamos a salir como nuevos.