3 preguntas que nunca debes hacer a un trans

3 preguntas que nunca debes hacer a un trans

Muchos transexuales sufren un cruel tipo de discriminación que se traduce en invisibilidad social. Este oscurantismo irracional los lleva a tener que soportar continuamente la confusión y el desconocimiento que tienen los demás sobre su forma de vivir y de sentir. 

A lo largo de este artículo intentaremos solventar las principales dudas que puedan surgirte sobre lo que significa ser una persona trans. Y te contaremos qué es lo que nunca has de preguntar a un transexual para evitar ofenderlo o lastimarlo. 

¿Qué significa ser una persona trans o transexual? 

Para iniciar el camino de la aceptación lo primero que hemos de comprender es qué es una persona transexual, también denominada preferentemente “trans”. 

En principio has de saber que no hay una sola forma de transexualidad. Por el contrario, hay tantas como número de personas existen con estas características. Sin embargo, podríamos definir, a grandes rasgos, como trans” a aquella persona cuya identidad de género no se corresponde con la que ha nacido. 

Existe un término que lo complementa: “cis”. Se trata de aquellas personas cuya identidad de género es la misma que la naturaleza les ha asignado al nacer. 

¿Conoces a alguien trans y te mueres por preguntarle sobre su vida? 

Si no puedes resistirte a realizar preguntas íntimas a un trans, ten mucho tacto al hacerlo. Te sugerimos que solo te animes a preguntar si tienes un trato cercano con esa persona, pues puedes llegar a ofenderla o algo peor, a herir su sensibilidad. 

Has de tener muy en cuenta que muchas personas que están pasando por el periodo de transición de un género al otro, prefieren que se las llame hombres o mujeres, y no “personas trans”. 

¿Qué es lo que jamás has de preguntar a un trans? 

Si es la primera vez que ves a una mujer o a un hombre trans: ¡detente! Vamos a contarte qué preguntas jamás debes hacerle. Especialmente si no tienes confianza suficiente en el trato con esa persona. 

Pregunta número 1: ¿Cuándo te diste cuenta de que eras trans?

A primera vista podría parecer una pregunta banal y basada en un interés genuino. Sin embargo, se trata de una pregunta que no solo puede resultar en una invasión de su intimidad, sino que además podría causarle un montón de recuerdos que preferiría mantener almacenados en su cajón de situaciones a olvidar. 

Es que con esta pregunta estás simplificando su experiencia a una mera búsqueda de identidad. ¡Las personas trans son mucho más que un proceso de identidad! 

Vamos a ponerte un ejemplo que sin dudas te dejará esto mucho más claro. 

¿Tú eres una persona cis? ¿Alguna vez te han preguntado cuándo te diste cuenta de que eras cis? ¿Ves ahora lo rara e invasiva que suena la pregunta? Es posible que el trans no desee hablar de ese proceso tan íntimo y se sienta impelido a decirte cosas que en realidad prefiere mantener para sí mismo. 

Si queremos vivir en una sociedad libre de prejuicios hemos de dejar de tratar a los demás como si fueran bichos raros. Las personas trans, como aquellas que poseen cualquier otro tipo de inclinación sexual, siempre han estado ahí; la única diferencia es que ahora son más visibles. 

Pregunta número 2: ¿Ya te has operado? 

Aunque te parezca mentira, es una pregunta que la gente le hace permanentemente a un transexual. ¿No te parece que preguntarle por sus genitales es algo demasiado íntimo como para que tengan que hablar de ello con personas con las que no tienen la confianza suficiente? 

¿Le preguntarías al cajero del supermercado sobre si tiene pene o vagina? ¿A que no lo harías? ¿Entonces por qué piensas que tienes derecho de preguntarle a un trans por sus genitales? Se trata de una pregunta incómoda y muy fuera de lugar. Y lo peor, demostraría que solo te interesan sus genitales y no sus sentimientos. 

Existen personas trans que se operan o se someten a un tratamiento hormonal para adaptar su cuerpo a su identidad de género. Otras no lo hacen porque se sienten bien consigo mismas tal y como nacieron. Y ambas son personas trans. ¿Puedes apreciar la diversidad existente? No hay dos personas trans iguales, del mismo modo que no hay dos personas cis iguales. 

Pregunta número 3: ¿No serás lesbiana o gay? 

Muchas personas caen en este error puesto que desconocen que la identidad sexual y la orientación sexual son cosas muy diferentes. 

La orientación sexual se refiere a la atracción por un determinado sexo. Es decir, qué sexo es el que eliges para irte a la cama. Solemos etiquetar la orientación sexual como: bisexual, heterosual, asexual, etc.

La identidad sexual, en cambio, se refiere a cómo se identifica a sí misma una persona: mujer, hombre, género no binario, etc. La identidad sexual puede o no corresponderse con la que la naturaleza le dio al nacer: cis o trans. 

En resumen, las personas transexuales son exactamente iguales a las personas cis. Es decir: pueden ser hombres, mujeres, de género no binario, y tener una una orientación sexual diversa: heterosexual, homosexual, asexual, etc. 

¿Te ha quedado alguna duda? ¡Déjala en los comentarios para que podamos hablar sobre ella!

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Call Now Button
Abrir chat