Mindful Sex: ¿qué es y cómo puede mejorar tu vida?

Mindful Sex: ¿qué es y cómo puede mejorar tu vida?

¿Has escuchado hablar del Mindful Sex y aún no tienes claro qué significa ni cómo puede llegar a mejorar muchos aspectos de tu vida? 

Si hemos dado en el clavo, ¡sigue leyendo! porque hoy te lo contaremos todo, incluso aquello que muchos no se atreven a desvelar de esta novedosa técnica que podría considerarse como la hermana menor del Tantra erótico. 

¿Qué es el Mindful Sex? 

Bien es sabido que tener una vida sexual satisfactoria ayuda en gran medida a alcanzar un bienestar emocional que nos permita vivir con la mayor plenitud posible. 

Y es que por norma general relacionamos las relaciones sexuales con mero placer físico, sin embargo el sexo es mucho más que eso, ya que influye en todos los aspectos de nuestra vida y es un factor indispensable para aumentar nuestra maltratada autoestima. 

Vivimos en una sociedad en la que la idealización del sexo causa expectativas que se alejan enormemente de la realidad. Esto hace que quienes no disfrutan de una vida sexual

plena o tienen la mala suerte de vivir experiencias negativas lo vivan como una fuente de sufrimiento y un sentimiento de culpabilidad. 

A partir de estas emociones contraproducentes surge un nuevo movimiento que hace las veces de herramienta para vivir el aquí y ahora del sexo, alejándonos de los prejuicios y la autocompasión. 

Este movimiento se llama Mindful Sex y es también conocido como Mindfulness sexual. 

Cuando perdemos el flow en la cama… 

Cuando el sexo fluye entre tú y tu pareja, llega a transformarse en una experiencia sumamente grata, ¿verdad? Te ves inmerso en una situación en la que la respiración de ambos se sincroniza, el tiempo se detiene y llegáis a disfrutar del momento sin siquiera poneros a pensar en ello. 

Acabamos de describir la máxima expresión del Mindfulness, también conocido como Atención plena, un concepto que se está haciendo muy popular en el ámbito de la psicología moderna y que hace referencia al estar presente en «el aquí y el ahora». 

En el Mindfulness el nivel de concentración es tan elevado que cada sensación y cada emoción se llega a vivir de la forma más pura posible. Sin pensar en ellas, sin juzgarlas. El inconveniente aparece cuando perdemos esa naturalidad y dejamos entrar en nuestra vida sexual las preocupaciones del día a día. 

Es cuando dejamos entrar en nuestra cama la ansiedad, las preocupaciones temporales, los prejuicios y tabúes o los pensamientos negativos, que comienzan a aparecer los problemas sexuales. 

¿Y qué hacer para que eso no suceda? Pues la respuesta la encontrarás casi con total seguridad en el Mindful Sex. 

Mindful Sex ¿qué beneficios aporta a nuestra vida? 

Seguramente ya te has dado cuenta de la profunda relación que tiene el Mindful Sex con el Tantra. Y es que en muchos aspectos este movimiento bebe de las aguas de dicha filosofía milenaria. Tan parecidos son, que suele confundirse el Mindfulness con la meditación tántrica, pero no son exactamente lo mismo. 

Entre los múltiples beneficios que el Mindful Sex ofrece a tu vida, podemos destacar los siguientes: 

● Puede ayudar a mejorar tu experiencia sexual, de forma tal que tendrá un alto impacto en tu bienestar y en el de tu pareja.

● Genera espacios de profunda intimidad con el otro. 

● Aumenta la sensación de placer en el orgasmo y mejora la autoestima. 

● Aleja los tabús en el sexo y permite explorarlo en las más variadas formas.

 ● Puede utilizarse como una forma de encauzar una sexualidad dañada. 

● Crea hábitos mentales saludables al instar constantemente a vivir el presente. ● Permite relacionarse directamente con las propias emociones. 

● Se convierte en una buena forma de detenerse ante las maravillas de la vida en un mundo donde reina el poder de la inmediatez. 

● Permite desarrollar una conciencia plena y elimina la necesidad de juzgar al otro. ● Evita los pensamientos negativos repetitivos. 

● Ofrece una perspectiva más objetiva de las situaciones, permitiendo gozar de experiencias más realistas. 

● Reduce la ansiedad y el estrés y combate el insomnio. 

● Mejora la concentración y la memoria. 

● Aumenta la productividad en el deporte y en el ámbito laboral. 

● Ayuda a construir relaciones más sanas y positivas. 

Y lo mejor de todo es que el Mindful Sex se puede aprender mediante un entrenamiento que simplemente consiste en prestar atención plena a tu sexualidad. 

¿Qué otros beneficios se te ocurren que pueda tener el Mindful Sex aplicados a tu vida cotidiana?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *