¿Cómo preparar un masaje erótico tántrico que enloquezca a tu pareja?

¿Cómo preparar un masaje erótico tántrico que enloquezca a tu pareja?

Aprender a darle un masaje erótico tántrico a tu pareja os permitirá a ambos descubrir nuevas zonas erógenas y os conectará sexualmente como nunca antes lo habéis hecho. 

Y es que pocas cosas hay que renueven más una relación que el poder disfrutar de un buen masaje erótico en pareja. ¿Sabes por qué? Porque no solo es placentero recibir el masaje en sí mismo, sino que también lo es la expectativa que se va creando entre ambos. Todo ello, junto con la preparación previa del ambiente, pasará a convertirse en unos estupendos preliminares de una jornada repleta de complicidad y goce compartido. 

Ser capaces de crear un ambiente sensual y apropiado es muy importante y no tan simple como a simple vista se pudiera imaginar. Aunque hay muchos artículos hablando sobre el tema, acondicionar un lugar para dar un masaje tántrico tiene sus secretos y muchos de ellos están muy bien guardados por las masajistas eróticas profesionales. 

No obstante, ¡no te preocupes!, te vamos a revelar los más importantes a lo largo de este artículo. ¿Nos acompañas?

Cómo preparar un ambiente erótico que despierte todos los sentidos 

Roma no se hizo en un día. Esto significa que se ha de ir poco a poco. De nada sirve lanzarte a hacerle un masaje erótico a tu pareja, si no lográis entre ambos crear un ambiente sensual y relajante que os permita disfrutar al máximo de la experiencia. 

Preparación del masaje erótico 

● Planificación

Porque no es posible crear un ambiente que resulte excitante a los sentidos en pocos minutos, la planificación del masaje es tan importante como el masaje en sí mismo. 

Gracias a esta planificación podréis ir preparando vuestras mentes, fantasear con ello y aguardar con impaciencia a que llegue el momento. Y entretanto, es muy probable que se os vayan ocurriendo nuevas ideas para ese día tan esperado. 

● El ambiente 

El lugar elegido ha de ser un espacio libre de interrupciones y de ruidos externos. Esto es fundamental para lograr una correcta relajación del cuerpo y de la mente. Si en vuestro hogar lograr esa paz es imposible, siempre podéis reservar una habitación en un buen hotel. 

No olvidéis comprar velas aromáticas y una música suave que contribuya a crear el ambiente tántrico ideal que os haga olvidar del mundo. 

● La iluminación 

La luz ha de ser tenue para que os sea más sencillo concentraros en las diferentes sensaciones que produce el masaje erótico tántrico. Os sugerimos que la luz provenga de velas aromáticas o de lámparas de sal. 

Si usáis velas, tened mucho cuidado con los posibles incendios y también fijaros en que sean lo suficientemente grandes como para que no se apaguen antes de finalizar la sesión o la magia se perdería antes de tiempo. 

● Climatización 

La temperatura ideal rondaría los 24º 25º. Es recomendable que no haga frío para que los poros se abran y permitan fluir la energía sexual. Tampoco sería apropiado un ambiente demasiado cálido porque terminaría siendo agobiante para ambos. 

Si hemos de elegir, es preferible un ambiente cálido porque quien está recibiendo el masaje pueda que al principio sienta algo de frío debido a la inmovilidad.

● Comodidad ante todo 

Sin lugar a dudas, lo ideal es contar con un tatami o un futón, ya que ambos poseen una cierta dureza que proporcionará una mayor comodidad tanto para quien hace el masaje como para quien lo recibe. 

Sin embargo, si lo vais a hacer en la cama, sabed que el colchón se moverá bastante más, por lo que adoptar una postura adecuada es importante para impedir futuros dolores de espalda. Asimismo, tened la precaución de cubrir la cama con toallas grandes para evitar que las sábanas se manchen con el aceite lubricante. 

● Ropa adecuada 

Para que el masaje sea cómodo y sexualmente atractivo, lo ideal es que ambos estéis completamente desnudos. No obstante, quien hace el masaje puede estar vestido eróticamente o disfrazado para cumplir la fantasía más secreta de su pareja. 

● Lubricantes 

Es esencial utilizar un lubricante para que las manos del masajista se deslicen apropiadamente por el cuerpo del masajeado. Existe una gran cantidad y variedad de aceites pensados para realizar un masaje erótico: el de coco, de avellanas o de almendras son ideales. Puedes encontrarlos en cualquier centro comercial e incluso, el aceite de oliva virgen extra puede servir perfectamente para ello. Las cremas no son recomendables puesto que se absorben con mayor rapidez. 

Ha llegado el momento de poner el aceite previamente entibiado, para que alcance el estado líquido, en un cuenco. No pongáis demasiada cantidad en el recipiente porque existe el riesgo de que se vuelque. Si es la primera vez, lo más aconsejable es ponerlo en un frasco o bote con tapa que cierre bien para evitar manchar el futón, el tatami o la cama. 

Finalmente, podéis esparcir pétalos de flores en la habitación y acompañar el masaje con bombones y cava. Pero no olvidéis lo más importante: el masaje erótico ha de ser condimentado con amor, deseo sexual y comprensión mutua para que se convierta en una experiencia inolvidable. 

Y a ti, ¿se te ocurre alguna otra idea que quieras compartir con nosotros? ¡Déjala en los comentarios!

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Call Now Button
Abrir chat